Sostenibilidad, una parte esencial de nuestras responsabilidades

Durante la fase de diseño de un producto evaluamos nuestro impacto en el bienestar de las personas y el medio ambiente. Este compromiso abarca desde la selección de los materiales, la elección de los socios con los que colaboramos, pasando por la colaboración con institutos independientes que prueban y certifican nuestros productos, hasta la elección de nuestros embalajes.



Vademécum

Mientras seguimos perfeccionando constantemente nuestras metodologías, nos gustaría invitarle a explorar seis puntos que guían nuestro compromiso, tanto actual como en una perspectiva futura.

1. Sencillez, la clave de la durabilidad

 

Creemos que el concepto de sostenibilidad no se limita a la elección de materiales respetuosos con el medio ambiente, sino que también se refiere a la fabricación de productos que resistan el paso del tiempo, evitando así los residuos derivados de una rápida obsolescencia. En el centro de nuestra filosofía se encuentra la idea de que la sencillez es la clave de la durabilidad. Este concepto va más allá del aspecto estético, ya que nuestra misión es ofrecer a nuestros clientes no sólo productos estéticamente bellos y funcionales, sino también resistentes y duraderos. Este compromiso se manifiesta en la fiabilidad y resistencia de cada artículo que producimos. Cada detalle se cuida para maximizar la durabilidad del producto, garantizando un impacto medioambiental reducido a lo largo del tiempo. Un elemento distintivo de nuestro enfoque es el uso de un número reducido de componentes esenciales. Además de ser nuestro principio estético, la simplificación es una forma de reducir la huella medioambiental global, también con vistas a su desmontaje y reciclaje al final de su ciclo de vida útil.

2. Certificaciones que hablan por nosotros

 

En el contexto de la sostenibilidad, las certificaciones representan un elemento importante. Trabajamos constantemente para garantizar que nuestros productos cumplan estrictamente los estándares de calidad y las normas vigentes. Nuestra política es confiar en institutos independientes y autoridades de certificación respetadas. La normativa europea EN, que mide y evalúa la resistencia, durabilidad y seguridad de nuestros productos, es una referencia crucial. También sometemos nuestros productos a las rigurosas normas norteamericanas ANSI/BIFMA. La unión de estas normas industriales es una garantía más de que nuestros proyectos están concebidos para resistir el paso del tiempo. Otra certificación relevante se refiere a nuestros tejidos, que cumplen todos la normativa OEKO-TEX®. La marca OEKO-TEX® se concede a los productos que han sido sometidos a rigurosas pruebas para garantizar la ausencia de sustancias tóxicas.

3. Un clima interior saludable

 

Nuestra salud está estrechamente vinculada a la calidad del aire que respiramos, especialmente en los espacios donde pasamos la mayor parte del tiempo. Es importante tener en cuenta que en el aire de los entornos en los que vivimos, a menudo imperceptibles, se encuentran sustancias químicas procedentes de diversos objetos que forman parte de nuestra vida cotidiana. Entre estas emisiones se encuentran los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), conocidos por su potencial impacto negativo en la salud. Nos esforzamos por garantizar que nuestros productos contribuyan a un clima interior más saludable. Precisamente por este motivo, todos los productos ICF se someten a pruebas minuciosas según la norma COV, garantizando así la máxima calidad y seguridad.

4. Responsabilidad compartida

 

La misión de ser lo más sostenibles posible es una responsabilidad compartida con nuestros proveedores. Dedicamos mucha atención a la selección de nuestros proveedores de materias primas, como madera, aluminio, plástico, tejidos y otros materiales esenciales. Hemos invertido mucho tiempo y energía en construir relaciones sólidas y duraderas con nuestros proveedores. Con el tiempo, hemos establecido diálogos basados en la confianza y la responsabilidad compartida, construyendo relaciones a largo plazo. Colaborando activamente con ellos, podemos contribuir a una industria más sostenible, siendo cada vez más responsables.

5. Producir localmente

 

Para ser cada vez más sostenibles, hemos desarrollado una serie de técnicas de producción en estrecha colaboración con nuestros proveedores. Nuestra elección de seleccionar proveedores ubicados en Europa no es casual; se trata de una estrategia destinada a minimizar el transporte, reduciendo así el impacto medioambiental de nuestras operaciones. Confiamos el transporte de nuestros productos a transportistas especializados, que trabajan con expertos del sector logístico. Esta elección no sólo reduce el riesgo de que los productos sufran daños durante el transporte, sino que también minimiza los transportes innecesarios. El montaje de nuestros productos se realiza exclusivamente en nuestra fábrica. Esto nos permite mantener un control total sobre la calidad del proceso y garantizar que todas las fases de la producción se ajusten a nuestras normas. Podemos afirmar que en nuestro proceso de producción no utilizamos colas ni otros productos químicos perjudiciales para el medio ambiente. Esta elección refleja nuestro compromiso con la sostenibilidad y la creación de productos que cumplan los requisitos estéticos y funcionales y reduzcan el impacto medioambiental.

6. Materiales reciclados

 

Una parte importante de las tapicerías de nuestras colecciones está fabricada con materiales reciclados. Entre los tejidos disponibles se encuentran los tejidos de la colección SEALIFE realizados en SEAQUAL® YARN, una fibra de poliéster obtenida a partir de residuos marinos recuperados de océanos, playas, ríos y estuarios. SEALIFE cuenta con la certificación GRS (Global Recycled Standard) y garantiza la presencia de material reciclado postconsumo en el tejido.